La historia de Frida Añez en Carabobo a partir de 1950

Este blog nos narra la historia de una mujer que marcó de forma única la cultura en Valencia, Estado Carabobo entre 1950 y 2000

12 de septiembre de 2012

La historia de vida narrada en este blog es valiosa no sólo por la historia de vida que presenta sino porque sirve para conocer el marco histórico en que se desenvolvió Frida Añez en la Valencia de los años 1950, justamente cuando Marcos Pétez Jiménez fue Dictador, tiempo que marcó la modernidad en el país, y que debe ser historiado con la misma neutralidad y veracidad que hizo Carlos Oteyza con su documental sobre el estallido del pozo Zumaque 1, la Petrolia y la historia de la extracción del petróleo en Venezuela. El documental que presenta ahora Oteyza sobre esta controversial época espero sea leído imparcialmente pues se basa en material documental, como me ha tocado al ser la encargada de hacer este blog, pues nos basamos sobre documentos no sobre mentiras fabricadas para crear un personaje ficticio...y vender mentiras y utopías que tanto daño le han hecho a Venezuela a partir de la segunda mitad del S. XX


"Tiempos de dictadura" montó una hegemonía en la taquilla

El documental de Oteyza vendió casi 14 mil boletos en cuatro días

imageRotate
La película retrata la época de Marcos Pérez Jiménez CORTESÍA
Contenido relacionado
DANIEL FERMÍN |  EL UNIVERSAL
miércoles 12 de septiembre de 2012  12:00 AM
Hay una máxima en el sector cinematográfico que indica que la gente no ve documentales. Tiempos de dictadura, el nuevo largometraje de Carlos Oteyza, contradijo aquel principio: la película que retrata el período presidencial de Marcos Pérez Jiménez ha llevado a casi 14 mil espectadores a las salas desde que se estrenó el viernes.

El filme del caraqueño vendió, hasta el conteo del lunes, 13.599 boletos en cuatro días (agotó más de 25 funciones). Tan bien le fue que ya tiene el mejor promedio de la taquilla. Er Conde Bond, por ejemplo, debutó con 20.027 espectadores, pero tiene más de 40 copias contra 12 del documental, que va camino a convertirse en el más taquillero en la historia del cine nacional (ver recuadro).

Al propio Oteyza, que tenía una proyección inicial de 60 mil personas, le sorprendió tanta aceptación del público. "Uno que tiene tantos años en esto, que pone el mismo empeño en cada trabajo que hace, desconoce cómo reaccionará la gente, ni cuáles son las variables de su comportamiento. Hay una gran sorpresa, me alegra el éxito", indicó el cineasta, que viene de realizar El reventón (2009).

El motivo no lo tiene claro. El momento político que vive el país, o la cercanía de las elecciones, quizás sean su mayor campaña promocional. "El pueblo está sensible a lo político, necesita alimentarse con historia. He visto que la gente mayor va con sus nietos, que los jóvenes llevan a sus padres. Cada uno tiene sus razones. Que vayan en familia a ver un documental es nuevo para mí".

La novedad no es sólo para el cineasta venezolano; también para los mismos exhibidores. Ver al público aplaudir al final de una función, gritar consignas a favor de la democracia, es algo poco común en el país. "Yo creo que el éxito se debe a tres cosas: que el documental está muy bien hecho, que tiene un plan de marketing bueno y que estamos en temporada baja de estrenos de grandesblockbusters estadounidenses", explicó Samir Al Attrach, director de comercialización de Cines Unidos, que recibió una llamada de amenaza para que la empresa no exhiba el filme.

El Circuito Gran Cine también sufrió intimidaciones. "Nos llamaron para decirnos que nos atuviéramos a las consecuencias si apoyábamos la distribución de la película. Se identificaron como un frente Perezjimenista. Nos hackearon el sitio web el sábado, el lunes fue el del Trasnocho Cultural. Estudiamos con abogados a ver si vale la pena denunciarlos", indicó Bernardo Rotundo, presidente de la distribuidora.

Todo el revuelo que ha causado el filme quizás beneficie al género, que suele ser menospreciado en Venezuela "Ojalá la gente se interese algo más por el documental, que es lo mejor que tenemos en estos momentos en el cine venezolano. Hay documentalistas importantes que nunca llegan a las salas de cine. Espero que el público le pierda el miedo a verlos", dijo el crítico Pablo Gamba, que cree que el éxito de Tiempos de dictadura se debe a que los espectadores hacen una analogía entre aquella época y la actual. Marcos Pérez Jiménez, 60 años después, genera interés. 

dfermin@eluniversal.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Por favor se cordial y no insultes no debemos exaltar los ánimos de los seguidores.