La historia de Frida Añez en Carabobo a partir de 1950

Este blog nos narra la historia de una mujer que marcó de forma única la cultura en Valencia, Estado Carabobo entre 1950 y 2000

23 de abril de 2014

Considerado el maestro del arte contemporáneo en Venezuela Murió el pintor valenciano Oswaldo Vigas

NOTITARDE 23/04/2014 
Considerado el maestro del arte contemporáneo en Venezuela

Murió el pintor valenciano Oswaldo Vigas


María Laura Padrón
Valencia, abril 22.- Valencia pierde a uno de sus grandes maestros, el polifacético artista plástico Oswaldo Vigas, ícono venezolano en el mundo, quien falleció este martes en Caracas a los 88 años de edad.

Nació el 4 de agosto de 1926, en la ciudad de Valencia, hijo del doctor José de Jesús Vigas y de Nieves Linares, una descendiente de Arturo Michelena. En sus años de juventud, optó por estudiar medicina en la Universidad de Los Andes, en Mérida, de la cual es Doctor Honoris Causa y culminó la carrera en la Universidad Central de Venezuela.

A los 25 años de edad, habiendo destacado por su obra pictórica, se mudó a París, donde realizó muestras individuales y colectivas de sus piezas en museos y galerías de Francia, así como en España y Estados Unidos. En sus vivencias parisinas, se inicia en la técnica del grabado en la Escuela Superior de Bellas Artes en el taller de Marcel Jaudon y, más tarde, en el de Stanley William Hayter, hizo imprimir sus planchas por el maestro impresor Georges Leblanc. Es Comendador de las Artes y las Letras de Francia.

Pinceladas de éxitos

Cuando tenía apenas 16 años, fue galardonado con el Premio Salón Arturo Michelena, el reconocimiento más importante del arte en Venezuela. Cabe destacar que junto al artista plástico Braulio Salazar, es el único merecedor de este premio en tres ocasiones.

El maestro Vigas fue distinguido a lo largo de su carrera con el Premio Nacional de Artes Plásticas; el Premio John Boulton; el Premio de la Latinidad, otorgado por la Unión Latina en Venezuela; el Gran Premio S.A.S. Prince Rainier III de Mónaco; el Premio Nacional Armando Reverón, entre otros.

En el año 2012, fue condecorado por el rey Juan Carlos I de España, por su destacado aporte al arte latinoamericano, en el marco de la celebración del bicentenario del Tribunal Supremo de Justicia español.

Amigo íntimo de Picasso

Según el director de la Galería Braulio Salazar, Lunes Rodríguez, la obra de Vigas fue claramente influenciada por el artista español Pablo Picasso, con quien compartía una profunda amistad.

Rodríguez afirmó, que junto a Picasso, Vigas inyectó a su obra la esencia del Cubismo, rompiendo con los esquemas del arte contemporáneo, descomponiendo la figura humana en los lienzos.

Mencionó que este insigne valenciano, fue el organizador en el año 1955 de una exposición en el Ateneo de Valencia, en el marco de los 400 años de fundación de la ciudad, que reunió la obra de artistas internacionales, entre la que se encontraba una pieza de Picasso, dedicada a Valencia.
NOTA: Estimado Lunes Rodríguez me veo obligada a anotar al margen de su opinión que COMO TODO LO QUE SE HACE EN ESTA CIUDAD CUANDO HAY QUE NARRAR UN HECHO HISTÓRICO, LA COSTUMBRITA FASTIDIOSA ES CONTAR LA HISTORIA VERDADERA DE FORMA INCOMPLETA BORRANDO LO QUE LE DA LA GANA AL ENTREVISTADO, LO CUAL MEDIATIZA SU INTERVENCION, LA SESGA Y ASI SE VA ACUMULANDO UNA SUMATORIA DE VERDADES DICHAS POR LA MITAD, LO CUAL EN HISTORIA ES UNA FALTA GRAVE, Oswaldo Vigas ESTUDIABA en París y desde el Ateneo de Valencia,  Frida Añez, Y Braulio Salazar, Presidenta ella y él miembro de la Comisión de Artes Plásticas de la Junta Directiva de la institución en el año 1955, con motivo de la fecha cuatricentenaria del Ateneo, le enviaron carta y dinero para que contactara no sólo a Pablo Picasso A QUIEN NO LE UNIA UNA PROFUNDA AMISTAD, YA QUE EL FUE AL TALLER DEL ARTISTA CON OTROS COMPAÑEROS A CUMPLIR CON LA PETICION DEL ATENEO, Y ALLI LO CONOCIÓ Y A PICASSO LE CAYÓ MUY BIEN EL AGRADABLE ESTUDIANTE Y LO INVITÓ A FRECUENTARLO, COMO TAMBIÉN VIGAS FUE EMISARIO EXITOSO DEL ATENEO DE VALENCIA ANTE otros eminentes pintores europeos QUE ENVIARON SUS OBRAS PARA conformar la famosa "Exposición Internacional de Pintura", que se montó en Valencia ese mismo año, en el Ateneo como un esfuerzo MANCOMUNADO DE LAS AUTORIDADES DEL ATENEO, SUS MIEMBROS Y LAS FUERZAS VIVAS DE LA CIUDAD, MARAVILLOSA OBRA EN EQUIPO QUE NO SE PUEDE ADJUDICAR A UNA SOLA PERSONA COMO ES LA OTRA COSTUMBRITA HOY EN DÍA ("TODO EMPIEZA CONMIGO O CON QUIEN YO QUIERA PROMOVER", NADIE TIENE MÉRITOS DESDE EL PASADO, SÓLO EL ENTREVISTADO QUE DESCUBRE EL AGUA CON LIMÓN)...OSWALDO VIGAS CUMPLIÓ CABALMENTE SU COMETIDO, TANTO QUE HASTA PICASSO ENVIO EL DIBUJO DE UNA PALOMA DE LA PAZ DEDICADA A VALENCIA DE SU PUÑO Y LETRA, LA CUAL DEBE ESTAR ENGALANANDO HOY LA PARED DE LA CASA DE ALGUIEN QUE TODOS SABEN PERO NADIE DICE, PORQUE EN LOS ARCHIVOS DEL ATENEO NO ESTÁ, Y ESE LIO VIENE RODANDO DESDE EL 450 ANIVERSARIO DE LA CIUDAD QUE NADIE LE PARÓ BOLA, COMO LUNES MUY BIEN LO SABE, PUES AHI SE DESCUBRIO EL HURTO DE LA PALOMA DE PICASSO DE LOS ARCHIVOS DONDE MUCHOS LA VIMOS, Y EL PERIODISTA CARLOS FLORES HIZO UN EXCELENTE REPORTAJE EN LA REVISTA EXCESO DE BEN AMI FIHMAN...DE VERDAD SE CANSA UNO DE ESTAS SITUACIONES DE BURLA A LA HISTORIA...CON SUS MEZQUINDADES...PUES LEVANTAR LA HISTORIA DE VALENCIA Y SUS INSTITUCIONES POR ESAS PUERILIDADES ES UN ACTO DIFÍCIL DE LLEVAR A CABO...
Obra que seguirá viva

Su larga trayectoria artística, de más de seis décadas, en la que se desempeñó como pintor, muralista y escultor, es reconocida dentro y fuera del país, pues es reflejo de una carrera de compromiso, dedicación y estudio. En su obra, que se caracteriza por la abstracción, la figura de la mujer juega un papel protagónico.

En 2010, con más de cinco años sin exponer en Valencia, Vigas fue homenajeado con la apertura de la muestra del Museo a Cielo Abierto “Fundación Cabriales”, en el Parque Fernando Peñalver, donde se exhibió una reproducción de 14 obras y dos de sus esculturas, que llevó por nombre “De brujas a curanderas”. El artista manifestó sorpresa al ver las obras a cielo abierto, “porque es la manera de ponerlas al alcance del pueblo y de tanta gente que jamás ha visto un cuadro”.

En ese entonces, Vigas declaró a este diario que aunque se había graduado como médico, nunca había ejercido esta profesión porque tenía miedo a los enfermos y a las enfermedades, especialmente a las suyas. Sin embargo, confesó “no le tengo miedo a la muerte, porque dejé cosas que van a seguir viviendo cuando yo me vaya”.

En el año 2013 se realizó su última exposición en la ciudad, donde se mostró una colección inédita de dibujos y grabados sobre papel, en el Gabinete de Dibujo y la Estampa.

Cabe destacar, que existe un proyecto en el que Vigas ofreció su casa natal, ubicada en la urbanización La Pastora, para convertirla en un Museo en el que no sólo se expongan las obras de su autoría, sino que también donaría su colección de arte personal.

Una de sus obras se puede contemplar en la ciudad, en las afueras del Ateneo de Valencia, y en Caracas, en la Universidad Central de Venezuela.

El legado de Vigas está impregnado de constancia, pues dejó huellas imborrables en varios continentes. El director de la Galería Universitaria Braulio Salazar, manifestó que “Vigas murió con el pincel en la mano y trascenderá en todos los aspectos del arte contemporáneo”.

Falleció tras afectación por neumonía

Oswaldo Vigas, quien estuvo casado con Janine y con quien tuvo su único hijo, Lorenzo, falleció a las 6:15 de la tarde, en el Hospital de Clínicas Caracas, tras sufrir complicaciones por neumonía. Será velado hoy a las 12:30 p.m., en la Capilla 2 del Cementerio del Este. (Con información de Últimas Noticias)
En la entrada del Ateneo de Valencia se puede ver una de las obras del maestro Oswaldo Vigas
patrocinado por la Corporación Cerámicas Carabobo a través de su Gerente de Administarción Sra. Frida Añez de Magasrevy

NOTITARDE 23/05/2013 

Oswaldo Vigas: "Me moriré con un pincel en la mano"


Cortesía: Mayelit Valera / Diario El Impulso
La casa del pintor Oswaldo Vigas es un pequeño museo que retrata su trayectoria artística, y que nos hace sentir orgullosos del talento venezolano. A sus 87 años, este valenciano consagrado en escenarios internacionales, se siente más artista que nunca, y afirma que todavía le falta mucho por pintar.Con una sonrisa en su rostro, que expresa satisfacción por su trabajo, confiesa que siempre está pendiente de sus creaciones, y hasta que no las ve partir, sigue estando pendiente de ellas.Su fiel compañera, su esposa Janine, quien ha sido cómplice de sus trazos, y con quien ha compartido décadas de su travesía por el arte. Ambos son el complemento perfecto de sus vidas.“Estoy muy bien, a pesar que tuve un ACV, pero lo he superado en gran parte. En estos momentos estoy haciendo una serie de crucifixiones, la imagen de Cristo con pequeños animales. También tengo una exposición en Miami, y otra nueva para final del año. Para Caracas hay un proyecto de exposición, pero no está definido todavía”, expresó el artista.- Es considerado uno de los artistas contemporáneos más importantes de Venezuela, ¿cómo se siente con esa responsabilidad?- Como algo natural, no lo he buscado, me llega y punto.- El año pasado fue condecorado por el Rey de España, ¿qué son los premios y reconocimientos?- He tenido muchos, y espero muchos más. Pero no me interesa recibir premios, pero sí me los dan, estoy muy feliz de que reconozcan mi trabajo. Es algo muy importante saber que tu obra ha sido reconocida, sobre todo, en países extranjeros que no me conocen, eso tiene mucha importancia para mí y me incentiva a trabajar todos los días. La opinión del resto de la humanidad es muy importante respecto a lo que uno hace, pero también tengo mi propia opinión.- ¿Qué significan las exposiciones?- Lo mismo que las obras. Es una forma de ser reconocido, y una forma de vivir, de participar con la humanidad, con el resto de los seres, porque si uno está solo no hace mucho, es la compañía la que implica progreso, y reconocimiento de uno mismo, ante uno mismo. También porque uno siempre duda. Mi pintura no es una cosa calculada, es intuitiva, mi obra no sé si está buena o malo, felizmente la mayoría que hago, está bien, no la rompo, pero a veces sí, lo borro, lo rompo y lo corrijo. Hay obras corregidas muchas veces, y al final, después de muchas correcciones, queda terminada, pero eso no siempre es así, porque esa es una cosa completamente azarística, porque yo no soy pintor decorativo que hace siempre lo que quiere, yo no sé nunca si lo quiero o no.- ¿Y sus obras?- Cuando termino una obra, la doy por terminada cuando se va, antes no, solamente sé que está terminada cuando se la llevan. Hay algunas de las cuales no quisiera desprenderme, parece que quien la hizo, no soy yo, es alguien que está por encima de mí. Yo nunca calculo lo que voy hacer, en eso tengo siempre sorpresas, yo soy el primer sorprendido de lo que hago, a veces me produce mucha sorpresa y felicidad, y a veces contradicciones.- ¿Le da sentimiento desprenderse de sus cuadros?- A veces, otras no me importa, pero eso tiene una compensación, porque la obra va a vivir por su lado.- ¿Cómo siente que ha evolucionado?- Yo no he evolucionado, pienso que lo que hago ahorita puede ser tan importante como lo que hice ayer, igual puede pasar mañana, puede llegar a ser más interesante, pero no mejor, cada época tiene su importancia, cada momento, pero no puedo decir que una es mejor que otra.- ¿Qué nos diría del cubismo?- Fue algo muy importante en la base de la pintura, en la mía también. Hay muchas obras mías de los años 40 que son cubistas. En mis comienzos tenía influencias del cubismo, pero para mí no es una escuela, sino un sistema de composición que me sirvió siempre, pero no es mejor que otro.- ¿Cómo es su día?- No hay ninguna regla, no sé nunca lo que voy hacer en el día. La serie de las crucifixiones son muy buenas para mí, porque son figuras expresivas que transmiten dolor, y al mismo tiempo, revuelta, protesta, porque tengo un Cristo horita que está amenazando a la gente.- ¿A que le atribuye su éxito?- A la constancia en el trabajo, a la responsabilidad ante uno mismo, porque no me importa la opinión de los otros, lo primero es mi opinión sobre lo que hago. Es importante que lo que hago me interese.- ¿Tiene alguna cábala?- Debe haber algo pero yo no lo sé (risas).- ¿Influye el estado de ánimo?- No, porque una vez que comienzo a pintar, me olvido de todo lo demás. A partir de ese momento ya no dirijo mis acciones, mi pintura no tiene una dirección racional.- ¿Es su desahogo?- Mi pintura es más importante que yo, y ella me hace ser lo que ella quiere, no yo.- ¿Cuál es la pintura perfecta?- Mala, la pintura perfecta es mala. La vida perfecta no es vida con riesgo, y no hay vida donde no hay riesgo, y el arte también es así, eso es lo importante, porque el riesgo traduce emoción, y eso es lo importante en el arte. Si el arte perfecto no tiene emoción, entonces no sirve, es decorativo, es arte menor, no mayor. El arte menor sirve para adornar, el arte mayor sirve para transcender a la muerte, y eso es lo que busca uno, transcender, no adornar.- ¿Qué lo inspira?- Todos los seres que me rodean, mi hijo es importante, mi mujer, mis amigos, los artistas que son mis compañeros, todos me interesan, y cuando tengo un compañero enfermo me duele mucho, siempre he sido muy sensible a las penas de los demás, no solamente a las mías.- ¿Qué le dejó París?- París ha sido lo más importante en mi vida. Lo que viví allá, lo que tuve allá, no lo he tenido en ningún sitio del mundo. Llegué cuando tenía como 25 años, desde entonces sigo visitando París como si fuera la primera vez.- ¿Le coloca nombre a sus obras?- Sí, porque es necesario que la gente se apoye en algo. Colocarle un nombre sirve de puente para que la gente que lo observa pueda conseguir la forma de comunicarse con ellas, porque la pintura necesita comunicarse con uno, y uno a través del nombre lo ayuda. Los escojo con los amigos que me ayuden.- ¿Qué le falta por pintar?- Todo, porque nunca termino, y no terminaré nunca. Me moriré con un pincel en la mano.- ¿Cómo ve su país?- Debería estar muy bien, pero no lo está. Está pasando por una crisis moral, no solamente política, sino moral, entre lo que es bueno y lo que no lo es, lo que dicen que es bueno y lo que quieren imponer a la fuerza, porque hay doctrinas de fuerzas impuestas por otros países inclusive, filosofía de dominación, que no dejan cabida a más nada, y Venezuela está siendo víctima de eso, de filosofía de dominación y de querer destruir lo que no pertenece a esa ideología. Pero todo eso no tiene nada que ver con el arte. A veces hay artistas que no crean por la situación, pero un artista no se para por nada.- ¿Qué le dice a las nuevas generaciones?- Que trabajen, no hay otra forma, eso hace todo. La inspiración no existe, es el trabajo que existe, eso produce inspiración y creación, a partir de ahí todo aparece y todo se vence, las dificultades desaparecen con el trabajo.- ¿Sus sueños participan en su pintura?- He soñado con cuadros, pero nunca un sueño ha influenciado en lo que pinto, pero sí he soñado con obras de arte, y después las olvido.Su libroActualmente la Fundación Oswaldo Vigas está trabajando en una exhaustiva recopilación del quehacer del artista para un libro que saldrá el año que viene, con más de 500 páginas ilustradas a color.Quienes posean una, o más obras del artista, por favor escriban al siguiente correo: obrasvigas@gmail.com, para incluir sus pinturas en esta insigne publicación.Por Venezuela participará en el libro la especialista Bélgica Rodríguez, quien se ocupará de Oswaldo Vigas en el contexto del arte latinoamericano y su relación con otros artistas como Oswaldo Guayasamín, Wilfredo Lam, Rufino Tamayo, entre otros.De Estados Unidos, Marek Bartelik realizará un estudio sobre Vigas y el contexto internacional, específicamente el europeo y norteamericano. De Colombia Álvaro Medina, que desarrollará el arte prehispánico y Vigas; mientras Federico Morais de Brasil, aportará otros aspectos sobre su obra.Picasso y Dalí“Con Picasso tuve mucha relación, con Dalí no tanto. A Picasso lo conocí muy bien, estuve tres días viéndolo, hablando, comiendo, pero después no pude ir a verlo más. Cuando me despedí, me gritaba “vuelve”. No me llevé ninguna de sus pinturas, le dije que si volvía le aceptaría un regalo. Me dijo que tenía que volver pronto”.La historia con Dalí ocurrió en París. “Fue en una conferencia. Llegó en un rolls royce descapotado, con la cabeza afuera, el resto del auto estaba cubierto de coliflores, cuando abrieron la puerta todos rodaron por las calles, que era empinada. Yo tenía mi puesto, pero había mucha gente sin entrada. Dalí se abrió camino entre la multitud, abrió la puerta y comenzó su conferencia leyendo, la multitud le tiraba cartoncitos de papel, pero él seguía leyendo su papel”.“Otro día Dalí estaba firmando su libro, uno grueso que costaba una fortuna, la gente hacía cola. Llegué a la librería y pregunté si tenían algo más barato, y me encontraron algo pequeño y delgadito. Me puse en la fila. Dalí firmaba con un aparato que tenía en su brazo que medía su fuerza, luego él daba el papelito. Cuando llegué, con mi librito chiquitico, me vio con una cara, y se quitó todo, pero me firmó el libro, todavía lo tengo”.
Fuente: elimpulso.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Por favor se cordial y no insultes no debemos exaltar los ánimos de los seguidores.