La historia de Frida Añez en Carabobo a partir de 1950

Este blog nos narra la historia de una mujer que marcó de forma única la cultura en Valencia, Estado Carabobo entre 1950 y 2000

23 de abril de 2014

En 1953 Oswaldo Vigas realiza, por encargo del arquitecto Carlos Raúl Villanueva, los murales de la Ciudad Universitaria que se encuentran en el edificio y en la plaza del Rectorado de la Universidad Central de Venezuela en Caracas. Ese mismo año se residencia en París donde hizo amistad con Pablo Picasso y con Wilfredo Lam y organizó la famosa Exposición Internacional de la Escuela de París para el Ateneo de Valencia que presidía Frida Añez. Amigos valencianos, asi se hace historia, no de forma sesgada o con medias verdades...pues esos recortes de prensa son REFERENCIAS HEMEROGRAFICAS para estudiantes que a lo largo de los años estudiarán estos temas. Si no se va a dar la versión como es mejor no se dice nada...

El Carabobeño 23 abril 2014

La cultura nacional de duelo por la partida de Vigas

Alfredo FermÍn
Oswaldo Vigas entregó su vida en  la tarde de este martes, satisfecho de haber contribuido a dar al Arte Venezolano carácter internacional, como pionero de los pintores que convirtió  la cultura precolombina en fuente de creación contemporánea. 
Vigas el Magnífico, pintor nacido en Valencia en 1923, logró en 1955 cuando esta ciudad celebró su cuatricentenario, traer al Ateneo de Valencia la histórica Exposición Internacional en la que participaron artistas de prestigio mundial como Pablo Picasso, George Roualt, Max Ernst, Bernard Buffet, René Magritte y  Alfredo Manessier, quien ganó el Gran Premio. 
Viga ganó tres veces el premio  Michelena del Salón Arturo Michelena del Ateneo de Valencia; el Premio Nacional de Pintura, el Gran Premio Príncipe  Raniero del Principado de Mónaco, en 1992. El Gobierno de Francia lo declaró Caballero de la Legión de Honor, distinción que han tenido muy pocos latinoamericanos. Pero en el alma del artista siempre estuvo su querida Valencia, por lo cual pidió descansar eternamente en el panteón de sus antepasados en el Cementerio Municipal. 
El fallecimiento del artista a consecuencia de una neumonía que le produjo complicaciones ocurrió en el Hospital de Clínicas Caracas, donde le acompañaban su admirable esposa Jeanine y su hijo, el cineasta Lorenzo Vigas. El mundo cultural de Venezuela se declaró de duelo. 
 Hijo del médico Jesús Vigas y de Nieves Linares, descendiente del pintor Arturo Michelena, la infancia y la adolescencia de Vigas transcurrieron entre Tinaquillo, Guacara y  Valencia, donde a los 18 años ganó su primer premio como artista con la ilustración de poemas de Arturo Machado Fernández en el concurso de Poemas Ilustrados del Ateneo de Valencia. Esta institución le concedió en 1943 la Medalla de Honor del Primer Salón Michelena. 
La Medicina por El Arte 
En 1945 inició en Mérida estudios de Medicina que concluyó en Caracas. Allí comienza su famosa serie de cuadros Las Brujas, inspiradas en la cultura y la hechicería precolombina que representa con atmósferas y sugerencias más  que con alusiones figurativas. 
En 1952 obtuvo el Premio Nacional de Artes Plásticas con la obra Gran Bruja, en la que Aquiles observó: “lo sombrío de sus climas plásticos, sus invenciones formales, geométricas y a un tiempo orgánicas, óseas, a la vez que musgosas; sus desoladas nocturnidades recogen la imagen de la tierra a la manera mítica en que le teme el animismo colectivo”. 
En 1953 realiza, por encargo del arquitecto Carlos Raúl Villanueva, los murales de la Ciudad Universitaria que se encuentran en el edificio  y en la plaza del Rectorado de la Universidad Central de Venezuela en Caracas. Ese mismo año se residencia en París donde hizo amistad con Pablo Picasso y con Wilfredo Lam y organizó la famosa Exposición Internacional de la Escuela de París para el Ateneo de Valencia que presidía Frida Añez. 
De regreso a Venezuela, en 1957, Vigas muestra una obra geométrica y gestual influenciado por la cultura prehispánica que titula Objetos. Caída la dictadura de Marcos Pérez Jiménez fue nombrado agregado cultural de Venezuela en Francia, lo que le permitió ejercer el cargo de comisario de la Bienal de Venecia en 1962. 
En 1964 regresa a  Venezuela y vuelve a ganar el Premio Arturo Michelena del Ateneo de Valencia con la obra Parameras, con la que retoma el tema de las brujas pero agregando elementos matéricos y pinceladas violentas, a lo que continuó un periodo de tendencia abstracta. Es el tiempo en que es nombrado director de 
Cultura de la Universidad de Los Andes, donde hizo una labor calificada de extraordinaria. 
Vigas Se Queda en Valencia 
Vigas es el pintor venezolano de más extensa creación artística a lo largo de su vida, lo que pudo mostrar en 1990 cuando Sofía Imber organizó en el Museo de Arte Contemporáneo de Caracas una exposición con 200 obras entre pinturas, esculturas, tapices, cerámicas, joyas y artesanías. 
Similar experiencia fue presentada en 1993 en el Palacio de la Moneda de París, donde fueron presentadas 137 piezas con los mejores comentarios de la prensa francesa. 
En los últimos años la obra de Vigas tuvo un carácter de síntesis con espacios coloreados y zonas sin tocar en la tela o el papel. Su última exposición la presentó Antonio Ascaso con curaduría de Bélgica Rodríguez, titulada Vigas Constructivista, que luego fue llevada a Miami.   
Sus sobrinos César Peña Vigas y Vicente Lozano informaron anoche que el cuerpo del artista será velado a partir de hoy en el Cementerio La Guairita de Caracas hasta el jueves. Luego será trasladado a Valencia, en cuyo Cementerio Municipal tendrán lugar, el viernes en la mañana, las exequias y el sepelio. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Por favor se cordial y no insultes no debemos exaltar los ánimos de los seguidores.