La historia de Frida Añez en Carabobo a partir de 1950

Este blog nos narra la historia de una mujer que marcó de forma única la cultura en Valencia, Estado Carabobo entre 1950 y 2000

28 de septiembre de 2015

Chelique Sarabia: “Haré lo que pueda para que salgamos de este atolladero” El músico recibirá el 18 de noviembre, en Las Vegas, el Grammy Latino del Consejo Directivo. Aún compone, pero con la intención de ayudar a solucionar los problemas del país

Placido Domingo y Chelique Sarabia - Ansiedad - YouTube 

www.youtube.com/watch?v=loZlTtOm1Ks

Oct 11, 2007 - Uploaded by SaludArteFoundation
Placido Domingo interpreta el tema ANSIEDAD en compania de su compositor Chelique Sarabia y la ...

La nueva Ansiedad de Chelique Sarabia

Para referirse al compositor nacido en Nueva Esparta no basta decir que ha alcanzado con su pluma la creación de un numero de canciones que ya supera las miles, donde ha narrado, por igual, momentos de amor y desengaño, e invitaciones al diálogo y al silencio.

imageRotate
MARÍA GABRIELA FERNÁNDEZ B. |  EL UNIVERSAL
domingo 27 de septiembre de 2015  12:00 PM
Para referirse al compositor José Enrique Sarabia Rodríguez, más conocido como Chelique Sarabia (La Asunción,Nueva Esparta, Venezuela, 13 de marzo de 1940) no basta decir que ha alcanzado con su pluma la creación de un numero de canciones que ya supera las miles, donde ha narrado, por igual, momentos de amor y desengaño, e invitaciones al diálogo y al silencio. Tampoco es suficiente recordar que, como siguiendo el ejemplo de Mozart, este músico oriental compuso al menos tres de sus más famosos temas antes de  haber cumplido, siquiera, los 15 años y que, justo en la fecha en la que alcanzó esa edad, Sarabia escribió unos versos que luego interpretarían músicos de la talla de Nat King Col, Plácido Domingo o Alfredo Sadel.

Famoso por la autoría de temas como Cuando no sé de ti, No te muerdas los labios, Alas de cristal, Mi propio yo, En este país y, sobre todo, Ansiedad, de la que se han grabado más de 600 versiones dentro y fuera del país, puede hablarse, sin temor, sobre Sarabia como uno de los compositores más reconocidos de Venezuela. Y es que este músico quien también fue experto en petróleo, piloto de aviones, jefe de publicidad, capitán de un barco y director de televisión, ha legado en su oficio de letras creaciones imborrables para la música en español. Por esto, precisamente, fue seleccionado el pasado martes por la  Academia Latina de la Grabación para recibir un Grammy en homenaje a su trayectoria, "sus logros sobresalientes y su pasión por su oficio".

La alegre noticia, cuenta Sarabia, llega para distraerlo en un momento en el que se enfrenta a un tratamiento con radioterapias para combatir un tumor benigno en sus fosas nasales. "Que esta gente haya reconocido mi trabajo de 60 años, me satisface y reconforta el espíritu del país. Me dice que yo no he dejado de estar, aunque la mayor parte de mis composiciones la hice durante mi juventud".

–¿Cómo fue que un niño de un 15 años pudo escribir la letra de Ansiedad?

–Ocurrió un domingo 13 de marzo. Yo cumplía 15 años, y estaba solo. Salí de mi internado en la Escuela Técnica a lo que hacía todos los fines de semana: visitar a algunos familiares y recorrer esta ciudad que era como un monstruo de mil cabezas (porque lo que es criarse en un campo petrolero de Anzoátegui y después llegar a Caracas puede ser traumático). Yo usaba aquellas líneas de autobuses que había antes que se llamaban Circunvalación (1, 2, 3 y 4) y siempre el último recorrido terminaba en la Plaza Bolívar. Ahí, precisamente, estaba en diagonal el Teatro Principal y ese día pasaban la película Ansiedad, de Pedro Infante y Libertad Lamarque.

–Entonces, la película sirvió para motivarlo...

–Recuerdo que la vi como tres veces seguidas, porque era lo que se estilaba antes, con el cine continuo, y porque no tenía nada que hacer en ese día tan especial, porque mi familia cercana estaba en oriente. Después, cuando llegué al internado, creo que fue en agradecimiento por haberme acompañado tanto que escribí una canción con el mismo nombre, aunque con un contenido poético distinto.

–¿Y tuvo, en su momento, alguna dedicatoria?

–Yo no diría que una, yo diría que muchas (risas). No se puede decir que tuvo una destinataria en especial. Visto desde ahora, yo diría que nació de la vida soñada, porque uno de muchacho se imagina cosas. Después, cuando yo llegué ya a los veintitantos años empecé a componer distinto, a escribir sobre la vida vivida.

–Hoy en día, ¿cuál es su Ansiedad?

–Mi familia está casi toda fuera del país, porque se fue por la misma razón que se van todos. La ansiedad que tengo es que Venezuela se enrumbe de nuevo por caminos donde todos podamos vivir tranquilos, porque este país es el único que tenemos y por qué lo vamos a abandonar.

–Como compositor del Himno de Caracas, si debiera reescribir la letra, ¿mantendría sus halagos a la "ciudad primaveral"?

–Claro, porque una ciudad no es un evento. Una ciudad es su historia, su camino andado, su crecimiento. Entonces, tú no puedes circunscribir la historia de una ciudad a un momento difícil. Yo solo nombro a un evento en la letra y es de modo indirecto el 19 de abril, como el inicio de la llama de la libertad de todo el país y eso debe recordarse.

–Sin embargo, ha sido reiterada la intención gubernamental de crear un nuevo himno para Caracas...

–Sí, tengo entendido que el régimen pretende que se haga un himno donde se relacione a su líder en la letra, como si Caracas hubiese nacido a partir de esta época, sin historia. Caracas es el cúmulo de sus eventos. No uno, ni un personaje.

–¿Y qué opina usted sobre este posible cambio?

–No, yo ni opino (risas). En eso no vale la pena opinar. Lo que sí es que puede cometerse una falta de respeto para con la historia. Se han hecho tantas cosas en la política... y cuántas más tendremos que ver...

–Usted mismo tuvo participación en la política nacional cuando escribió el jingle Ese hombre sí camina, para el expresidente Carlos Andrés Pérez. ¿Cómo llegó a esa composición?

–¡Claaaro! Yo trabajaba en una agencia de publicidad y ya había hecho otros trabajos así con Luis Beltrán Prieto Figueroa, que nos conocíamos porque él también era margariteño. Entonces me propusieron integrar el equipo de Carlos Andrés y yo dije que sí, y entré después de los carnavales del 73'. La idea se me ocurrió porque en el primer viaje que hicimos estábamos en Rubio y yo iba muy lento y tuve que descansar porque tengo un problema en una pierna. Entonces, una señora se asomó por su ventana buscando al candidato: ‘¿Pero qué se me hizo? ¡Ese hombre sí camina!', y ahí, como quien dice, me iluminé.

–¿A quién le escribiría un jingle en este momento?

–A la democracia, a la libertad y a quien en el momento signifique que puede sacarnos de este atolladero.

–¿Y cómo sería?

–Hoy en día ha habido una desviación en materia musical: en términos generales, la música que se estila mueve a la gente de la cintura para abajo, y la música que requiere una campaña política ahorita debe mover de la cintura para arriba: el corazón, los sentimientos, la razón. A veces hasta me pregunto si tiene sentido un jingle, porque no sé qué habría que celebrar. Además, el tema del jingle político es que el producto que estás promocionando piensa y habla. Si tú dices tal cosa y el producto dice otra distinta, te tumba el trabajo. El más grande secreto del mercadeo político es conocer profundamente al candidato y a su pensamiento.

–Hablando de grandes secretos, ¿aplica usted alguno especial en sus composiciones románticas?

–En ese caso, el tema a seguir es lo más importante, y tratar de decirlo de la manera más auténtica. Yo estuve mucho tiempo a la caza de conceptos y frases interesantes que encontraba al mi alrededor para usarlas como inspiración. El otro tipo de composiciones son las que nacen de vivencias personales. Yo diría que hoy en día son las que menos hay, aunque antes eran las más. El mercado ha llevado a esto a ser una  fábrica de canciones para que las muelan.

–¿Por qué cree que Ansiedad fue tan exitosa?

–No lo sé, si lo supiera haría veinte ansiedades. Debe haber tenido algo, claro, pero me gustaría poder saberlo para repetirlo (risas).

–¿Cuánto de su natal región oriental reposa en sus composiciones?

–Creo que en 90% de mis canciones está presente el mar. Eso me lo hizo saber un amigo. Incluso ahora, donde vivo, estoy rodeado de mar y soy un amante de la navegación. Así que mis temas no escapan de eso.

–¿Cuándo fue la última vez que compuso una canción?

–Precisamente estoy escribiendo una que se llama Venezuela es mucho más, y tiene mezcla de tonada, con  joropo y con pasaje. La letra es más o menos en la onda de En este país, que es tratando de concientizar a la gente sobre la necesidad de unirnos. O nos unimos o nos fregamos.

–¿Piensa estrenar pronto ese tema?

– Sí, lo vamos a presentar este 17 de octubre en un concierto que vamos a dar Betulio Medina, María Teresa Chacín y yo en el Santa Rosa de Lima. Cada uno hará su repertorio y aprovecharemos de celebrar el Grammy. Yo ahora creo que algo así era lo que faltaba para terminar de redondear mi obra. Porque las cosas que uno hace tiene que tomarlas en ese sentido, "la obra", la impronta, aunque por mucho tiempo creía que era un hobbie. Si se mira bien, ver un Grammy como el broche de una vida de trabajo es algo que está bastante bien. Me gusta.
mfernandez@eluniversal.com

Chelique Sarabia: “Nunca me he sentido más que los demás”

El músico recibirá el 18 de noviembre, en Las Vegas, el Grammy Latino del Consejo Directivo. Aún compone, pero con la intención de ayudar a solucionar los problemas del país


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Por favor se cordial y no insultes no debemos exaltar los ánimos de los seguidores.