La historia de Frida Añez en Carabobo a partir de 1950

Este blog nos narra la historia de una mujer que marcó de forma única la cultura en Valencia, Estado Carabobo entre 1950 y 2000

30 de septiembre de 2015

Sin intenciones de ser un documento histórico ni mucho menos una crónica de no ficción, el escritor Alberto Barrera Tyszka (1960) condensó en su novela las angustias de ese país que veía a su gobernante en un estado "intermitente", justo en una época de crisis política. Esta aproximación a la realidad nacional desde la imaginación le valió el XI Premio Tusquets Editores de Novela 2015, reconocimiento que recibió ayer, y se publicará en la Colección Andanzas el próximo mes de noviembre.

ENTREVISTA ALBERTO BARRERA TYSZKA, ESCRITOR

Voces de ficción hablan del país

"La novela no tiene pretensiones documentales. Hay un relato que quiere atrapar al lector", señala el escritor Alberto Barrera Tyszka.

imageRotate
En colaboración con Cristina Marcano publicó "Hugo Chávez sin uniforme” (Gustavo Bandres/Archivo)
INDIRA ROJAS |  EL UNIVERSAL
miércoles 30 de septiembre de 2015  08:39 AM
El 9 de mayo de 2011 el expresidente Hugo Chávez aplazó una gira internacional por una inflamación en una rodilla. Se especulaba que el llamado "líder de la revolución" tenía cáncer, pero no fue hasta el 30 de junio de ese año que el mismo Chávez lo confirmó. Venezuela se ocupó desde entonces de dos realidades: la salud del jefe de Estado, una gran interrogante, y el día a día cotidiano. 

Sin intenciones de ser un documento histórico ni mucho menos una crónica de no ficción, el escritor Alberto Barrera Tyszka (1960) condensó en su novela las angustias de ese país que veía a su gobernante en un estado "intermitente", justo en una época de crisis política. Esta aproximación a la realidad nacional desde la imaginación le valió el XI Premio Tusquets Editores de Novela 2015, reconocimiento que recibió ayer, y se publicará en la Colección Andanzas el próximo mes de noviembre. 

Al galardón se postularon 570 manuscritos, pero Tyszka fue seleccionado como el preferido por la "valentía de contar, desde las vivencias cotidianas de un grupo de personajes, la realidad venezolana de un modo poco complaciente".

-¿Son estas vivencias testimonios reales, se trata de una novela de no ficción?

-No. La novela reúne muchas historias de ficción, que están ubicadas en la Venezuela que acompaña todo el tránsito de la enfermedad de Chávez hasta su muerte. El único personaje que tiene nombre real es Hugo Chávez. Mi apuesta es que la ficción no se opone a la realidad, sino que la puede complementar y también puede contarla. 

-¿Hay un personaje que sea el centro de la historia o de la narración?

-Hay un hilo conductor en el trasfondo, que es la enfermedad del Presidente y el país convertido en una sala de espera enorme, difícil, extraña. Digamos que es un poco lo que vivimos en esos años. Es un país que el mismo Chávez había organizado a su alrededor, y este personaje de repente parpadea y amenaza con desaparecer.

El venezolano, autor de También el corazón es un descuido (2001), La enfermedad (2006) y Rating (2011), confiesa que al iniciar el proceso de escritura no tiene "un plan editorial". En su caso, "la literatura no es un plan deliberado". Al ser una novela en la que pesan las voces de los personajes, Tyszka explica que cada uno surgió de forma orgánica.

-No dije "voy a tomar a un chavista típico", por ejemplo. Son historias de gente común, de venezolanos diversos de todas las edades, todos los estratos sociales y de todas las ideologías. Hay un médico oncólogo y un personaje que trabaja en el Gobierno, que podrían relacionarse con la realidad, pero las historias van variando. Yo no digo: "Voy a hacer una novela". Yo siento algunas cosas y empiezo a tomar notas. Digamos que uno escribe sobre lo que le duele, lo que no comprende, y lo que incomoda.

Añade que algunas de las historias que integran la novela nacieron mucho antes de que la enfermedad de Chávez desembocara en su fallecimiento. 

-A finales de 2011 y comienzos de 2012 empecé a trabajar más seriamente en la historia.

-En 2007 comentó en una entrevista que para un escritor una novela jamás está terminada. ¿Pasa también con Patria o muerte?

-El escritor siempre piensa que su texto puede quedar mejor, lo que puede ser una vanidad terrible. Los premios son buenos momentos, porque te quitan los libros de las manos y los terminan de alguna manera. Además, Tusquets Editores es un sello que siempre me ha gustado mucho. 

-Al repasar lo que ha ocurrido después del fallecimiento de Chávez, ¿no pensó en elementos que le hubiera gustado agregar a su novela?

-La verdad es que no. El proceso que vino después de Chávez es muy diferente y muy difícil de comprender. Justamente Patria o muerte es el grito de guerra que funciona en la izquierda, y he dicho que el chavismo convirtió a Venezuela en un parque temático de la izquierda. Lo dice la novela también (...) Los venezolanos estamos buscando entender qué nos pasa, qué somos. Después de todo ese proceso nos preguntamos qué seguimos siendo, qué no, y cómo nos podemos nombrar. 

irojas@eluniversal.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Por favor se cordial y no insultes no debemos exaltar los ánimos de los seguidores.