La historia de Frida Añez en Carabobo a partir de 1950

Este blog nos narra la historia de una mujer que marcó de forma única la cultura en Valencia, Estado Carabobo entre 1950 y 2000

5 de septiembre de 2013

Con aplausos, mientras el artista Leonardo Lozano punteaba al cuatro una hermosa melodía, en el cementerio Jardines del Recuerdo fue despedido el maestro Wladimir Zabaleta, fallecido el martes a consecuencia de un paro respiratorio en una clínica de la ciudad.

El Carabobeño 05 septiembre 2013

Fallecimiento de Wladimir Zabaleta entristeció a todos los sectores

 Alfredo Fermín
afermin@el-carabobeno.com
Con aplausos, mientras el artista Leonardo Lozano punteaba al cuatro una hermosa melodía, en el cementerio Jardines del Recuerdo fue despedido el maestro Wladimir Zabaleta, fallecido el martes a consecuencia de un paro respiratorio en una clínica de la ciudad.
Es una gran pérdida para su familia, para sus amigos, para la ciudad, para el mundo del arte al que dedicó toda su vida, destacó el presbítero Pedro De Freitas durante las exequias en memoria de uno de los artistas más sobresalientes del país, creador de admirables pinturas y esculturas, actividades que compartió como educador y director de  las escuelas de Arte, Carmelo Fernández, de San Felipe; Rafael Monasterios, de Maracay y Arturo Michelena, de Valencia.
El fallecimiento de Zabaleta entristeció a gente de diversos sectores que asistieron al velatorio en la funeraria Santa Rosa, para expresar su pesar. Se encontraban presentes  su viuda Cristina Chazzin de Zabaleta, su  hijo Wladimir Zabaleta Chazzin, sus hermanos, familiares y cientos de amigos. A las exequias asistió Lourdes Gotto, primera esposa del artista acompañada de su hijo Teodoro Zabaleta Gotto, quien reside en Chile.
En la mañana de este miércoles, el padre Pedro De Freitas, párroco de la Catedral y amigo del artista, celebró una misa exequial de cuerpo presente, en cuya homilía se refirió a la muerte como el último de los momentos de nuestra existencia, en cumplimiento de  la promesa de Jesús para la vida eterna, expresada en la parábola del grano que, al caer a tierra, no muere sino que se reproduce. “Wladimir, desde muy temprana edad, manifestó su especial inclinación por el arte, por la estética, por la belleza. Las manifestaciones artísticas tienden a expresar un grado de espiritualidad trascendente  de lo cual él no estuvo alejado, por su devoción a la Virgen del Socorro”. 
El sacerdote destacó que el artista fue generoso con su obra, que compartió en espacios públicos con respaldo del alcalde Francisco “Paco” Cabrera, cuando creó obras tan emblemáticas como el toro de la Plaza Monumental y las cercas del polideportivo Misael Delgado entre otras. “Lo importante es darle gracias a Dios por el don de la vida de este hombre consagrado a la creación de la belleza y pedirle a Dios que le conceda el triunfo de la vida eterna”. 
El alcalde de Naguanagua, Alejandro Feo La Cruz, quien  asistió a las exequias, afirmó que su despacho continuará promoviendo la obra de Wladimir Zabaleta, como ya lo hizo con la monumental escultura dedicada a la virgen de La Begoña, colocada a la entrada del municipio, en la Redoma de Guaparo. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Por favor se cordial y no insultes no debemos exaltar los ánimos de los seguidores.